El curso se propone reflexionar en torno a la dimensión discursiva del proceso de intervención, destacando la herramienta metodológica del documento escrito, sus condiciones performativas, de instauración, de comunicación y negociación. 
Trabajo Social, por sus características constitutivas, tiene un lugar privilegiado para abordar y analizar este discurso particular. Para ello, la forma de analizarlo e incluso registrarlo para transmitirlo, requiere de ciertas destrezas y habilidades de escritura deben ser dinámicas, flexibles, abiertas a las innovaciones, para adecuarse a las particularidades de la gestión en los diferentes espacios de trabajo.